5 – Empezamos El Discipulado Con Los Conocidos

La mayoría de los cristianos recibe a Jesús por medio de conocidos o familiares. Pocos vienen a un conocimiento de Jesús por evangelismo en la calle o por folletos. No quiere decir que no debemos hacer evangelismo en las calles pero podemos empezar con los que conocemos. Tenemos cierto nivel de permiso o razón para estar compartiendo el evangelio con nuestros conocidos.

Un estudio muestra que cada persona va a conocer unas 2,000 personas por nombre durante la vida. Imagina si nosotros compartimos nuestra fe con cada uno.

Entonces cuando pensamos en compartir nuestra fe y hacer discípulos, debemos empezar con las personas a nuestro alrededor. Los familiares, compañeros de trabajo y escuela son las personas más cercanas. También son más accesibles para empezar un discipulado. Podemos regresar muchas veces para seguir regándoles con el agua viva. 

Podemos hacer una lista de las personas con las que tenemos más contacto. Muchas veces son amigos que no conocen a Jesús. Haga una lista de tres personas y empiece a orar fuertemente por ellos para que Dios abra puertas para compartir su fe con ellos. Si no tienen discípulos o nunca a llevado alguien a Cristo, ore a Dios para tener oportunidades. El va a contestar su oración. Una de las razones por los cuales Dios le llamó a su Hijo Jesús es para ser un pescador de hombres.

  • Estadística Importante: 85% de los musulmanes no conozcan ningún Cristiano.
This entry was posted in Guía Para Discípulado. Bookmark the permalink.

Comments are closed.