32 – Plan Para Discipular A Su Ciudad

Cuando era nuevo creyente de cómo dos años de edad en Cristo, mi iglesia me pidió formar un plan para evangelizar la ciudad. El primer error fue que íbamos a evangelizar y evangelizar y evangelizar y ganar más y más y más almas hasta que no íbamos a tener tiempo alimentar a nuestros bebés. Éste ministerio funciona un poco porque algunos van a sobrevivir. La mayoría van a morir de hambre o terminar lastimados y tener rencor hacia la iglesia.

Bueno, pero debemos pensar en como discipular a nuestra ciudad. Primero usted va a buscar un solo discípulo. Y por un año vas a pasar tiempo con él hasta que esté leyendo la Biblia solo y orando solo en su casa y cuarto. También hasta que él ha empezado un discipulado con otra persona. Luego usted va a buscar otro discípulo, etc.

Ahora vaya a comprar un mapa de la ciudad y marque donde están sus discípulos. Cuando sus discípulos están esparcidos en la ciudad, puede tener juntas de casas para reunirse de vez en cuando, cada otro mes. También empiece a identificar a los líderes (Efesios 4:ff) Estos líderes pueden empezar a enseñar a los más maduros en los puntos de reunión. De esta manera no hay necesidad de comprar un terreno y construir edificios.

Cuando identifica un pastor (alguien que tiene un fuerte deseo de cuidar a los discípulos) él puede visitar a los puntos de reunión y conocer las necesidades del movimiento de discipulado. Si lees bien el Nuevo Testamento, no era mucho mas complicado que eso. Ahora todos los discípulos estarán en unidad porque no hay nombre frente a su movimiento. Además no hay contiendas sobre el edificio o lucha de poder (tanto) por el liderazgo.

Estudia el Nuevo Testamento y no vayas más allá y no compliques la cosa más de lo que debes. Una buena regla en su movimiento a Cristo: si no está en el Nuevo Testamento, no lo hagas. El autor, su siervo es un graduado de la universidad y semanario Bíblico. También soy administrador de una de las más grandes bases de datos en el movimiento misionero. Y sé una cosa. Parte de la razón porque no hemos hecho discípulos en todas las naciones, lenguas, pueblos y clanes es porque NOSOTROS estamos complicando el asunto de “Ir y hacer discípulos.”

This entry was posted in Guía Para Discípulado. Bookmark the permalink.

Comments are closed.